MARÍA PATROCINIO PIMIENTO

Sus historias son nuestras. Las de todos suman y componen un tejido original que nos abriga y reconforta.

MARÍA PATROCINIO PIMIENTO


Es toda una institución en el municipio de Curití (Santander, Colombia). Desde que tiene memoria anda entre el fique. Como muchas familias del pueblo, la suya logró sobrevivir gracias a la elaboración de empaques y costales. “Eso ya se acabó, ahora los hacen industriales las empresas grandes. Nosotros quedamos con la artesanía” asevera esta mujer de 64 años curtida en el atafago de organizarse con otros artesanos de maneras fallidas (“es muy difícil confiar en la gente” se lamenta) para finalmente haber optado por tener su propio Taller, AREAGUA compartido con su hermano Hugo y caracterizado por su calidad exigente y capacidad para formar de manera generosa a otras mujeres que buscan como “Patro” (así la llaman cariñosamente) su sustento en la tejeduría de una fibra característica en el departamento. “No es fácil, se te queman los dedos y sale sangre con esas hebras duras hasta que haces callo” manifiesta quien ya hila madejas sin mirar y compone magníficos tapetes en nudo, dos agujas y de mota.
Contar con proyectos productivos a mediano y largo plazo, es decir, clientes fieles y pedidos consecutivos es el mayor anhelo para una empresaria artesana como María Patrocinio. 
Asiste regularmente a las ferias de Artesanías de Colombia y cuida con tacto y discreción a los tres clientes de primera línea que tiene desde hace dos décadas. 
Activarse en el sector de la moda puede ser una ventana útil y necesaria para esta señora aguerrida, conversadora y sabia.  

 

Sobre el Autor: 

 

 

Texto original autorizado por 

www.sentadaensusillaverde.com

Artículos Anteriores Artículos Nuevos

0 comentarios

Aún no hay comentarios. ¡Sé el primero en publicar uno!

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados