Adriana Santacruz

Ganadora de varios premios por promover el trabajo hecho a mano. Esta mujer libre, sencilla, feliz y en sus palabras “bendecida y agradecida con Dios” ha mantenido vigente la memoria de sus ancestros, a través del diseño fusionando técnicas antiguas y contemporáneas, logrando así, representar el sentimiento indígena e inmortalizar toda esa sabiduría transmitida por generaciones.

Contexto Comunidad

En su encuentro con los indígenas de Cumbal, un municipio ubicado al suroccidente de Colombia en el departamento de Nariño, Adriana Santacruz, descendiente de este mismo territorio, le fue revelado un propósito: descubrir y reinterpretar el tejido de Los Pastos quienes con magia y belleza crean prendas exclusivas que han evolucionado por selección natural y cultural y que ahora serían entregadas al mundo para su aprecio y valoración. Las narraciones del Cumbal están relacionadas con las nubes que vienen en las mañanas por el río Guitara en un viaje desde el Pacífico, y con las nubes y la niebla de la tarde que llegan desde el Amazonas. También dibujan las figuras de los cerros, como el de Colimba o el Dedo de Dios, y siguen el trazo tel˙rico de los volcanes como el de Azufral y el Cumbal así como las terrazas de los ríos que se desprenden de los páramos. Visiones e historias que son compartidas a través de prendas elaborados por Los Pastos y Adriana Santacruz.

Su Trabajo

Estos abrigos, vestidos y estolas son vehículos de paz y unidad, piezas resultado del compartir un proceso de aprendizaje entre dos mundos inspirados en el equilibrio natural. Cada una de estas piezas atemporales son historias escritas, contadas y plasmadas que representan el pensamiento y la vitalidad de un territorio profundamente espiritual, sabio y diverso.

Artículos Anteriores Artículos Nuevos

0 comentarios

Aún no hay comentarios. ¡Sé el primero en publicar uno!

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados